Botox como estrategia de juego

Para entrar como ganador en el mundo de los juegos de azar es necesario conocer las reglas del juego, practicar, estudiar estrategias y agregarle ciertos trucos que confundan a los adversarios y no delaten la partida con el lenguaje corporal, ni con las expresiones faciales.

El Botox no solo está siendo utilizado por los seres humanos para embellecerse y verse más joven, también es una herramienta valiosa para que los jugadores de casino; ya sean profesionales o no; puedan   mantener la emoción, angustia o felicidad en el área de intriga y misterio de sus contrincantes hasta lograr hacer la jugada ganadora.

Pokertox o cara de póker como estrategia de juego:

Aunque esta novedosa técnica se puede utilizar para cualquier juego de azar, es en el póker donde es más utilizada, ya que en este juego es posible observar las expresiones faciales de los jugadores en forma directa.  Diseñar una cara de póker es conseguir eliminar los gestos faciales que delatan, como: levantar una ceja, fruncir el entrecejo, mover la nariz o torcer la boca en el momento que se recibe una carta que aumenta la posibilidad de tener éxito o perdida en el juego.

El pokertox o Botox para los jugadores de póker consiste en aplicar en forma inyectada Toxina botulínica con el fin de paralizar los músculos faciales, evitar expresiones del rostro y conseguir la cara de póker que les permita a los jugadores tener una ventaja sobre los demás miembros de la mesa de juego. Es increíble pensar que arquear los ojos o fruncir la boca pueden ser señales de la calidad de mano de cartas que tiene servida un jugador en la mesa.

¿Cómo funciona el Botox como estrategia de juego?

El Doctor Jack Berdy, dermatólogo de Estados Unidos de América y aficionado al póker creo una técnica que incluye rellenos faciales y aplicación directa de toxina botulínica en el rostro para crear la cara de póker perfecta, donde el jugador no solo puede evitar mostrar sus expresiones faciales relacionadas con las emociones, si no que puede llevar a confundir a los demás jugadores con gestos que transiten otra información, convirtiendo el Botox en una estrategia muy codiciada por los jugadores de póker profesional de todo el mundo.

Muchos jugadores de póker tienen la ventaja de manejar las emociones fríamente y afirmar que el juego se maneja con habilidad, experiencia y suerte no con trucos cosméticos para engañar sutilmente a los demás jugadores de la mesa.

Esta pericia de pokertox realizada en forma segura y consiente puede ser mezclada con un buen juego que ofrezca altas ganancias, convirtiéndose en una gran estrategia para los jugadores. A pesar de las ventajas que los amantes al póker encuentran en el Botox deben de pasar por las manos del dermatólogo cada 5 a 6 meses para que les aplique una nueva dosis de esta novedosa estrategia, ya que dicen que en el juego y en el amor todo se vale.

El Botox ha revolucionado el mundo de la estética y se ha infiltrado en el cine, la moda y la vida cotidiana, ofreciendo a sus usuarios alternativas para contrarrestar el paso inexorable de las marcas de la edad, pero existen otras personas como los jugadores de póker que anteponen esta práctica a la creación de una cara de póker perfecta antes que a convertirse en un icono de belleza y juventud.