Analizando el perfil del jugador de póker

El juego de póker ha estado presente entre los seres humanos desde tiempos remotos y cada día atrae a más seguidores que se reúnen en torno a una mesa de juego atraídos por el reto intelectual, la socialización, la diversión, la competencia y claro esta; por conseguir unas cuantas monedas extra. Las casas de juego de azar y las plataformas de casino online son todo un mundo por descubrir donde los participantes pueden ser compatibles con un perfil determinado dependiendo del rango de manos que ejecuten y el grado de actividad que el jugador tenga.

Perfiles del jugador de póker

La personalidad, la experticia y los conocimientos de un jugador de póker se ven reflejados en el juego, ya que, aunque las reglas son generales para todos los participantes cada uno perfila el juego en forma exclusiva aportando detalles personales, estrategia de juego, frecuencia de las manos y hasta los tells particulares. Entre los perfiles que se pueden analizar en un jugador de póker, tenemos:

Loose Pasivo: También llamado fish o calling station, es sinónimo de un jugador débil, ya que participa en un amplio rango de manos pensando que tiene la oportunidad con cualquier par de cartas, pero luego pierde el interés y no defiende el juego. Es un jugador pasivo, que vive de la suerte, no sube las apuestas y no presta interés por el juego, convirtiéndolo en la mayoría de los juegos en grandes perdedores y malos compañeros de juego.

Loose agresivo o maniaco: Son oponentes difíciles ya que, aunque no tengan un buen juego participan en forma agresiva en muchas manos, subiendo constantemente las apuestas y debilitando a sus contrincantes. Son los últimos en intervenir, buscando la forma de asustar a sus rivales de tal forma que se vean forzados a realizar tiradas poco favorecedoras para ellos, sin embargo, en la mayoría de las veces no triunfan por asumir riesgos innecesarios y desarticular la armonía de la mesa de juego.

Tight passive o roca: Es un jugador rígido-pasivo, muy predecible, que le da poca acción a las mesas donde participa, ya que solo apuesta cuando tiene cartas con cierto valor, rara vez sube la apuesta y le gustan las manos seguras. Cuando se siente amenazado y poco seguro por causa de apuestas duras, prefiere hacerse a un lado y retirarse antes de poner en peligro su juego.

Tight agresivo o tiburón: Es un jugador fuerte y se puede catalogar como el perfil más completo de los jugadores de póker, ya que es rígidamente selectivo con sus manos y agresivo en sus jugadas, proporcionando un juego lleno de acción con apuestas altas, grandes estrategias de juego y un gran despliegue de habilidades. Son triunfadores por excelencia.

El perfil de los jugadores principiantes de póker debe ser de un tinte conservador que no encaja en ninguno de los anteriores, ya que de esta manera tendrán la oportunidad de fortalecer las partidas con decisiones sencillas, que les permitirán adquirir más experiencia y ganar botes pequeños que les ayudara en un futuro con jugadas más agresivas y grandes apuestas como las hechas por los jugadores del perfil de tiburones.