¿Cómo se mueve la industria de los casinos en Perú?

La industria de los casinos en Perú en las últimas décadas se ha unido al crecimiento constante que ofrece a nivel mundial la tecnología, los juegos de azar y los video juegos, del mismo modo que se ha posicionado como un escalón importante de la economía de ese país.

El reporte de la dirección encargada de los juegos de casino y máquinas tragamonedas; DGJCMTM, adscrita al Ministerio de comercio y turismo Mincetur de este país latinoamericano; sobre los impuestos que genera esta lucrativa actividad en el año, muestran que alrededor de S/. 60 millones abastecen las arcas de la nación con el firme propósito de ser destinadas en gran medida en proyectos que promuevan el desarrollo del turismo, las artesanías y el deporte nacional.

Los casinos y juegos de azar en Perú

El crecimiento de los casinos y los juegos de azar en Perú es notorio y a pesar de que en el pasado esta actividad contaba con poco prestigio debido a la falta de formalidad de la industria, en la actualidad la visión ha cambiado gracias a que los entes gubernamentales han estado atentos a enfocarse en la legalidad del sector reforzando la fiscalización.

Una estrategia gubernamental lleva a Perú a tener una interconexión de las máquinas tragamonedas y una vigilancia exhaustiva de las empresas del entretenimiento, dando paso a una disminución notable de la evasión de impuestos, el lavado de activos y el juego poco responsable, a la vez que sirve de fuente de ingresos para cubrir las necesidades de la sociedad, alejándose de las irregularidades, ludopatía o actos mal intencionados.

Formalizar al sector es un plus importante para la economía de Perú y también para las salas de juego legalmente constituidas; a pesar de que el estado no promueve, pero tampoco prohíbe esta actividad; ya que de este modo disminuye considerablemente el índice de la competencia desleal de las salas informales, se  erradica el no pago de gravámenes concernientes al juego y se mantiene limites expresos sobre  las actividades ilegales como el uso de armas en los establecimientos, el ingreso de menores de edad y el control de los ludópatas.

La industria de los casinos en Perú  ha trabajado en el posicionamiento de un sistema electrónico que conecta todos los operadores certificados del país en una red vigilada por el  Mincetur y  la DGJCMT, a la vez que se promueve el juego responsable y las salas libres de ludopatía por medio de  campañas  de amplia difusión que permiten identificar el juego de los casinos, las maquinas tragamonedas y los juegos de video como una alternativa de sana diversión, al tiempo que se le permita a los jugadores  o  a las familias de los jugadores patológicos   inscribirse  en el registro de personas excluidas de las salas de juego, buscando el bienestar del individuo, su familia y su entorno.

La industria de los casinos del Perú se mueve de la mano de entes gubernamentales; como la Unidad de inteligencia financiera UIF,  que evalúa el patrimonio de las diferentes empresas del sector,  controlando  con lupa el ingreso al país de dinero mal intencionado; y también cuenta con un grupo de apoyo que fiscaliza constantemente las operaciones en toda la región, llegando a confiscar maquinas ilegales, cerrar establecimientos que no tengan permisos y  establecer multas y cargos a las empresas que no se encuentren dentro de los parámetros de la legalidad.