El auge de los deportes electrónicos.

Los jóvenes han encontrado en los videojuegos un refugio que les brinda la posibilidad de surgir, muchas veces, desde la soledad de su habitación. Esta nueva modalidad deportiva en la que no es necesario “sudar la camiseta” para tener a miles de seguidores, apasionados y entusiasmados que los llevan en cada jugada a disfrutar de la “gloria digital”. Los videojuegos han llegado a considerarse una disciplina deportiva, pese a no haber un desempeño físico. Una de las características que permite que sea considerado un deporte es que hay dos o más equipos enfrentados entre sí; cada equipo cuenta con un entrenador; debe haber juego en equipo y tienen comunicación y la competencia está respaldada por una afición.

Los eSports son considerados como deporte, se juega en computadoras muy potentes, sus jugadores hacen gala de la concentración y la agilidad mental, cuenta con entrenadores quienes planean las estrategias y sus aficionados siguen los partidos en redes sociales y plataformas y ya existe un canal temático que se especializa en las competiciones electrónicas.

El surgimiento de los eSports tuvo lugar en Asia, continente en el que se destacan China y Corea del Sur, en Europa países como Dinamarca, Suecia, Noruega, Francia y España, donde esta disciplina cuenta con millones de seguidores y crece de forma vertiginosa.

Los “gamers” profesionales que se destacan en la actualidad, tienen denominación de origen; son poseedores de grandes habilidades que les ha generado ingresos millonarios, fama y reconocimiento mundial.  El perfil de los “gamers”: por lo general son chicos de 14 a 25 años, con un alto conocimiento en electrónica y de clase media – alta, ya que la inversión en equipos y conexión, es bastante alta.

Los torneos mundiales de eSports, mueven millonarias sumas de dinero en premios para los equipos ganadores, los sueldos de los jugadores, quienes pueden ganar miles de euros anualmente. Los patrocinadores hacen lo imposible por participar en la publicidad durante las competiciones, ya que, fácilmente llegan a millones de seguidores. Las empresas de tecnología montan puestos en los que los asistentes prueban los nuevos productos y generan clientes potenciales.

Los eSports o deportes electrónicos van en aumento, muchas personas se están interesando en los videojuegos competitivos, como entretenimiento o con la intensión de convertirse en un jugador profesional.

El notable crecimiento y las proyecciones se hacen atractivas no sólo para las marcas relacionadas con los eSports, sino también, a las marcas no relacionadas con el “mundo de lo electrónico”, a que le apuesten a esta tendencia y sean patrocinadores de equipos profesionales.