Juegos de Azar y la teoría de las probabilidades.

Los juegos de dados, el póker, las máquinas tragamonedas y la ruleta junto con muchos otros juegos de azar, son alternativas lúdicas que a través de los tiempos han evolucionado para permitirle al ser humano desarrollar destrezas, agregarle un poco de adrenalina y diversión a la cotidianidad y desafiar la suerte.

Se ha determinado que la predisposición a ganar o perder no depende únicamente de la suerte, ni de las habilidades de los participantes, ya que existe un componente matemático y estadístico de probabilidades que los ávidos jugadores pueden acoger a su favor.

La teoría de las probabilidades es el estudio razonado del azar y   nace a raíz de la investigación, observación y estudio de fenómenos aleatorios, análisis combinatorios y permutaciones de los juegos de azar en el siglo XVII. Esto hace pensar que el desarrollo de la humanidad, los juegos de azar, las probabilidades y la estadística han ido de la mano todo el tiempo.

La teoría de probabilidades basa su hipótesis en la independencia de las partidas o tiradas dependiendo del juego, por tanto, el número total de resultados favorables depende del número total de resultados. Esto aporta trazos importantes a los estudiosos de los juegos de azar para obtener una buena partida, ya que los resultados de un juego no se pueden predecir, pero si calcular.

  • Juego de dados: Este juego consiste en lanzar un objeto cubico de seis caras, donde cada cara tiene marcado un número del 1 al 6. El resultado se toma aceptando el número que muestra la cara que queda hacia arriba. La probabilidad de obtener un numero de los seis posibles es 1/6 es decir el 16.67% de probabilidad para cada jugador. La probabilidad de tirar un número inferior a 4 o sea 1, 2 o 3 es el 50%, ya que estos números ocupan tres caras del dado que corresponden a la mitad de las posibilidades.
  • Ruleta: Este es un juego muy propio de los casinos del mundo. Se desarrolla en una rueda con cajones pequeños que consta de 37 números del 0 al 36 y una bola. El objetivo en las versiones básicas del juego es determinar en cual casilla caerá la bola. La probabilidad de elegir el numero correcto es 1/36 ya que el 0 constituye la ventaja de la casa, reduciendo la posibilidad al 2.7% de aciertos.
  • Cara o Cruz: Este juego de azar que consiste en acertar cual cara de la moneda queda al descubierto después de lanzarla, ha influenciado por siglos en las decisiones de los seres humanos, marcando no solamente la diversión sino la iniciación de batallas épicas que han sellado la historia de la humanidad. La probabilidad de acertar la cara de la moneda es de 1/2, lo que indica el 50% de aciertos en solo una tirada.
  • Póker: Este es un juego de cartas ampliamente difundido como alternativa de entretenimiento donde la teoría de probabilidades se puede aplicar acertadamente. La estrategia de juego de los jugadores es determinar el número de cartas que faltan por destaparse en una partida, haciendo la relación de probabilidades con el número de jugadores, de este modo pueden determinar que cartas pueden esperar para completar la jugada ganadora.

En el mundo de los casinos y los juegos de azar existen muchas alternativas, pero debemos de reconocer que algunas como la lotería, las máquinas tragamonedas y la rueda de la fortuna ofrecen bajas posibilidades de ganar, sin embargo, algunos juegos como el blackjack permiten aplicar correctamente estrategias matemáticas y estadísticas ampliando la posibilidad de diversión y ganancias.