El póker contra el Alzheimer.

En el campo de la medicina, la ciencia, la psicología y la neurociencia existe mucha controversia sobre los alcances de los ejercicios mentales para combatir, detener o revertir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, sin embargo algunos estudios  científicos revelan que los juegos mentales como los sudokus,  los juegos de habilidades como el póker, el ejercicio físico moderado, el manejo del estrés y una sana alimentación, son elementos que ayudan a prevenir y controlar esta enfermedad en un numero destacado de casos.

El póker fuera de ser un juego de habilidad y azar, se ha considerado una herramienta importante para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, por eso algunos especialistas creen que jugar al póker al menos dos veces a la semana puede llegar a reducir hasta en un 50% la probabilidad de despertar enfermedades mentales en la edad adulta, al tiempo que produce neurotransmisores que ayudan a retardar la aparición de esta y otras afecciones físicas y cerebrales.

El póker entrena el cerebro contra el Alzheimer

Los juegos de entrenamiento cerebral como el póker son utilizados como terapia coadyuvante en enfermedades mentales como el Alzheimer, ya que al jugar en forma continua el cerebro forma fibras de mielina que crean nuevos patrones neuronales protegiendo la información almacenada en el cerebro. Algunos de los beneficios más destacados de practicar este juego son:

El póker es un juego donde la habilidad mental, la concentración y la lógica juegan un papel muy importante, por tanto, aplicar probabilidades, estudiar tácticas de juego y reforzar la agudeza cognitiva hacen que la corteza cerebral emita interconexiones eléctricas constantes que evitaran que se reduzca el número de neuronas y se aleje la perdida de la memoria.

Mantener el control de las emociones, trabajar en la paciencia y tomar decisiones en forma correcta, hacen del póker un juego de estrategia mental que ayuda a fortalecer las capas cerebrales enviando más sangre al cerebro de tal forma que se mantenga activo y lucido por más tiempo.

El conocimiento y la práctica de juegos de habilidades y probabilidades como el póker hacen que el cerebro ancle toda la información referente a ellos en las zonas más profundas, por tanto, la reserva cognitiva que produce ejercitarse mentalmente a través del juego puede retardar la aparición de sintomatologías relacionadas con las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

La euforia, la alegría, la socialización y la competencia forman un grupo importante de emociones y comportamientos que hacen que el cerebro se mantenga activo y lleve a fomentar la retención de nueva información, despliegue habilidades que complementen tareas cotidianas y conserve la velocidad de racionamiento, con el fin de disminuir los riesgos de padecer dicha enfermedad.

Los estudios muestran que entre los 60 y 70 años de edad existe mayor riesgo de desencadenar enfermedades neurodegenerativas, más aun cuando la Organización Mundial de la Salud  ha establecido en los últimos años que la expectativa de vida aumento en un promedio de 5 años, lo que quiere decir que es importante trabajar en el aprendizaje de cosas nuevas, realizar actividad física, alimentarse sanamente y jugar póker; ya sea en los casinos físicos o en los que ofrecen las plataformas online como NetBet Casino, Jackpot City, Europa Casino o Spin Palace; de tal forma que los últimos años de vida  estén llenos de calidad y satisfacción.