Gestionar el Bankroll en el póker es un reto posible.

Un buen jugador de póker no es solo el que demuestra habilidad por el juego, es aquel que conjuga pericia, toma de decisiones, manejo de las emociones y una gestión correcta del bankroll. Darle un manejo adecuado al bankroll o dinero en efectivo que se tiene en la cuenta para designar al juego de póker es una virtud de pocos jugadores, pero debe convertirse en un punto de suma importancia para poder destacarse como un jugador integral de este juego y conseguir llegar a un nivel superior en cada partida.

Gestionar el bankroll en el póker es todo un reto para muchos jugadores, sin embargo, es posible darle un buen manejo al dinero destinado para realizar las apuestas y no exceder los límites, de tal forma que no surjan remordimientos, ataduras y desfalcos después de un juego, que puedan influir notoriamente en la calidad de vida y en la salud mental del jugador.

Reglas para conservar el Bankroll:

La disciplina, el control y la audacia deben acompañar la gestión apropiada del bankroll del jugador de póker, para no caer en la desgracia de la bancarrota. Entre las reglas a seguir para gestionar correctamente el bankroll, tenemos:

  • Determinar el monto exacto del bankroll es muy importante, ya que en las finanzas personales existe una regla que dicta que es indispensable no disponer de dinero que ya está comprometido, por tanto, se debe actuar con sensatez en el momento que se define el tope del bankroll para jugar póker.
  • Definir las jugadas dentro de los límites del bankroll presupuestado alejaran al jugador de pérdidas no esperadas y por el contrario aumentan la posibilidad de obtener grandes ganancias, enfocándose en sacar a relucir las habilidades, estrategias y técnicas para ganar en cada partida.
  • Delimitar el porcentaje de las apuestas que se hacen al mismo tiempo en una mesa, con el fin de no comprometer todo el dinero presupuesto.
  • Manejar las emociones y dejar de auditar en cada momento el bankroll, le darán al jugador de póker mayor concentración, seguridad y tranquilidad en cada partida, de tal forma que su rendimiento y proyección en el juego se convertirán en ganancias, a menos que se esté viviendo una racha negativa prolongada y se deba decidir sobre el momento adecuado de abandonar el juego.
  • Evitar los riesgos innecesarios es una regla importante para gestionar el bankroll en forma adecuada, ya que las pérdidas o ganancias en el póker no tienen vuelta atrás, por tanto, la seriedad en el juego le permite al jugador establecer estrategias que aumentan las probabilidades de ser un feliz ganador sin arriesgar el dinero.
  • Mantener el control sobre las situaciones que se presenten en el juego, representan un manejo adecuado del presupuesto asignado al póker, ya que el cansancio, agotamiento, enfermedad o mal humor pueden ser causantes de una mala racha de juego, por tanto, es necesario estar en óptimas condiciones para emprender una partida, de lo contrario se debe dar por terminado el juego.

Gestionar el bankroll en el póker es un reto posible si se concibe el juego con responsabilidad, ya que las buenas practicas llevaran al jugador a concretar el sueño de ganar grandes sumas de dinero en el póker, sin necesidad de llegar al detrimento de su patrimonio.