La incidencia turística de los casinos

La evolución permanente del turismo y la aparición de nuevos destinos por el mundo, ha permitido la incorporación de nuevos productos turísticos. La oferta turística incluye recursos naturales (flora, fauna, playas, ríos, montañas, etc.), también se encuentran los servicios (agencias de viajes, hoteles, restaurantes, etc.). Con la necesidad de hacer los destinos turísticos más atractivos y de esta manera atraer más público, aparecen los entretenimientos, en este grupo se encuentran los teatros, cines, clubes nocturnos y hacen su aparición, de manera protagónica, los casinos.

Es así como los casinos han ido incorporándose y evolucionado para formar parte importante del mundo turístico, no sólo con las casas de juego, sino también con los grandes complejos construidos y que incluyen hoteles, restaurantes, centros comerciales que brindan al público en general, servicios de primera calidad.

De esta manera, ciudades como Las Vegas, Mónaco, Macao se conocen no sólo por sus casinos, sino también por los complejos turísticos que han desarrollado en torno a éstos. Se han convertido en ciudades donde el brillo de las luces, los espectáculos, los grandes y modernos hoteles, los centros comerciales, los teatros y centros de espectáculos culturales se unen al mundo de los casinos para apostarle a la diversión y así lograr atraer masivamente a los turistas.

Es para esto que los gobiernos del mundo, están levantando las prohibiciones en contra de los juegos de azar y las apuestas, y los ven como una actividad económica que genera ingresos, mejora la actividad turística y contribuye con el mejoramiento de las regiones.

Considerando que el negocio de los casinos ya no se enfoca sólo en el juego, sino que, levanta hoteles y lleva a cabo otros proyectos económicos para el bienestar y consumo de los turistas y lugareños, se ha cambiado de opinión y se ve con buenos ojos el atractivo turístico de los casinos, que atrae a millones de visitantes y generan ingresos importantes.

Es así como los casinos, en la actualidad, se establecen como un gran atractivo para estimular el turismo en las regiones, como lo demuestran Baden-Baden, en Alemania, Madrid, Barcelona y Mallorca en España, Las Vegas en Estados Unidos y Macao en China; ciudades con un alto nivel turístico, generado en torno a los casinos.

La Organización Mundial de Turismo, reconoce que “el comercio internacional se favorece cada vez más con turismo internacional y esto se refleja en el transporte de pasajeros”.

La industria de los juegos de azar, moviliza millones de turistas por el mundo que no sólo invierten en la actividad del juego, también visitan los lugares más representativos de la región: playas, museos, centros comerciales, teatros, discotecas, restaurantes, asisten a espectáculos artísticos, entre otros.

En conclusión, los casinos han ampliado su oferta constituyéndose en centros turísticos que, junto a su actividad principal, los juegos de azar, ofrecen otras posibilidades que conforman un gran paquete para el bienestar, el entretenimiento y la satisfacción de los visitantes contribuyendo, además, con el mejoramiento de la calidad de vida de la región y de las personas propias del lugar.