La mujer y su destacada actuación en el mundo de los casinos

Hasta hace muy poco tiempo, el casino era territorio masculino. Las mujeres no solían visitar estos establecimientos, era rarísimo ver a una mujer jugando y haciendo apuestas en un casino. En los últimos años esta situación ha cambiado totalmente, y en la actualidad es natural que las mujeres asistan con frecuencia a los casinos.

Incluso, son muchas las mujeres que, de forma asidua, continua y muy profesional, apuestan su dinero en los diversos juegos que hay en los casinos, logrando destacarse en juegos como la ruleta, el póker y el blackjack.

Con el auge de los casinos online, se ha favorecido en gran medida, que las mujeres participen más activamente en los juegos de azar.

Con el paso del tiempo, crece el número de mujeres que frecuentan los casinos como una forma de diversión y gastan una enorme cantidad de dinero en apuestas.  para ellas es fácil demostrar en una mesa de juego, técnicas que aplican con gran profesionalismo y que las lleva a retirar sumas importantes de dinero gracias a su habilidad en las apuestas.

Las mujeres mayores, eran quienes visitaban muy constantemente las casas de juego y los casinos en el pasado y, esta es una situación que no ha cambiado, pero, actualmente estos lugares les proporcionan a las mujeres, de todas las edades, la seguridad de asistir y divertirse con la tranquilidad de no ser irrespetadas ni abusadas en ningún aspecto, por esto, es habitual encontrar mujeres muy jóvenes que frecuentan los casinos, solas o en compañía de amigos.

Otro aspecto muy importante que ha llevado a las mujeres a acudir con más frecuencia a los casinos, está directamente relacionado con el hecho de que son lugares llenos de tranquilidad, glamour y buena atención, donde pueden hacerlas sentir como las reinas del lugar y olvidar por un momento el estrés de la vida cotidiana y esconder el agobio que le proporcionan las actividades hogareñas y laborales.

Es el mundo virtual el que en los últimos años le ha proporcionado a la mujer una libertad mayor. En este campo la mujer puede demostrar su gran habilidad y experticia en los juegos de mesa y las máquinas tragamonedas. La experiencia que se vive en un casino real no puede compararse con la del mundo virtual, sin embargo, el goce de apostar y de ser ganadora de una cantidad importante de dinero puede vivirse de forma intensa, incluso en la privacidad de su hogar.

Mujeres como Liv Boeree, Celina Lin, Cat Hulbert, Vanessa Selbst, destacadas jugadoras profesionales de póker, que ostentan títulos mundiales, pueden dar fe de la habilidad, inteligencia y poder que pueden tener las mujeres en una mesa de juegos.