La suerte que rodea al número 7

Los números a través de la historia de la humanidad han conservado un halo de misterio que los convierte en símbolos importantes de la cotidianidad y los enaltece como representaciones místicas que favorecen los acontecimientos y atraen la suerte.

Las matemáticas, la astrología y muchas otras ciencias han vinculado la numerología a la existencia misma del ser humano, pero también la han relacionado con los artes adivinatorios, las vibraciones astrales y la suerte. El poder de los números no es tan conocido para el común de la gente, sin embargo, el número 7 ha estado presente como un símbolo de fortuna, autoridad y riqueza en el argot de los jugadores de casinos y casas de apuestas de todo el mundo.

Historia del número 7:

Los sistemas numéricos han acompañado al hombre hace mucho tiempo, pero la importancia del número siete se le puede atribuir a los filósofos y científicos de la era antigua que veían en este símbolo unas connotaciones especiales que lo hacían único.

Para el filósofo y matemático griego llamado Pitágoras, que existió en los años 500 antes de cristo, el número siete representaba la perfección del cosmos ya que está formado por la unión del número 3 y el 4 que significan:  el triángulo perfecto de los cielos entrelazado con la armonía de la tierra.

Dante Alighieri, el escritor de la divina comedia, hace muchas relaciones analógicas en su obra, donde el número siete tiene una correlación sagrada, histórica y mística que le agrega majestuosidad a la numerología que se encuentra vigente en la actualidad.

El filósofo y científico de la antigua Grecia llamado Aristóteles, afirmaba que la transformación del hombre se llevaba a cabo cada 7 años, llegando a su plenitud en el año que combinaba los números siete, eso quiere decir que la perfección humana llega a los 49 años,7×7=49.

La suerte del número 7:

En la numerología cada número está rodeado de características especiales que le otorgan el poder de fusionarse con el subconsciente, la conducta y la vibración de la naturaleza humana para cambiar en alguna medida las situaciones de vida de los individuos. Por eso los jugadores de casino lo adoptan como un amuleto de la suerte.

El número siete es un símbolo muy recurrente en la cultura de la humanidad y es considerado un numero perfecto que representa los días de la semana, los arcángeles, las maravillas del mundo antiguo y hasta los enanos de Blanca Nieves. Esta cifra está rodeada de misterio y fascinación que los jugadores de los juegos de azar no descartan utilizándolo como comodín en sus partidas, a la vez que las casas de juego lo adoptan para atraer a más visitantes.

Este número está relacionado con la sabiduría, el razonamiento y la perfección permitiendo que este directamente ligado a la suerte en los juegos de azar, ya que conecta al jugador con un magnetismo especial que lo lleva a aumentar la probabilidad de ganar en el blackjack, el póker o cualquier otro juego.

El número siete es catalogado como un símbolo cabalístico que repetido en tres veces como se utiliza en los casinos y casas de juegos; 777; puede lograr aumentar las ganancias, sin embargo, lo que sí es seguro es que el visitante lograra entrar al mundo del entretenimiento y la diversión envuelto en la magia del azar.