Las Religiones y los Juegos de Azar.

El atractivo de los juegos de azar ha calado en todas las clases sociales sin importar las creencias, los principios y las opiniones, sin embargo, es importante notar que los juegos han estado presentes desde tiempos antiguos como una forma de divertirse, socializar y disfrutar de momentos interesantes con los amigos, compañeros y familiares.

El ser humano siempre quiere retar la suerte, por tanto, ha utilizado los naipes, los dados, la lotería y muchos juegos más para lograr obtener grandes premios, disfrutar del ocio y llenar sus bolsillos de dinero. ¿Pero que dicen las religiones del mundo sobre los juegos de azar?

Es bueno anotar que lo estudios teológicos exponen que los escritos sagrados de las diferentes religiones del mundo no revelan en forma explícita el concepto sobre la practica humana del juego, sin embargo, cada religión emite sus percepciones de acuerdo a la interpretación de la palabra escrita.

El azar y los Cristianos:

Las enseñanzas de Jesús se dirigen a que el objetivo de la vida no es obtener dinero, sino que todo lo que se posee debe ir encaminado a practicar el amor a Dios y al prójimo como así mismo, por eso apoya la construcción de iglesias y labores sociales con rifas, bingos y números de lotería como un instrumento para que los feligreses colaboren y se integren con las mejores causas que favorezcan la comunidad. Sin embargo, las autoridades eclesiásticas advierten sobre la ludopatía y proclama el trabajo honrado y la ayuda al más necesitado como una prioridad.

El azar y el Judaísmo:

Desde la antigüedad los juegos de azar han estado presentes en la vida de los judios y a pesar de las estrictas interpretaciones del Tanaj, los juegos de azar son permitidos como una actividad lúdica, pero con un gran recelo al considerar que el jugador que gana le esta quitando a quien pierde, perjudicando de antemano la comunidad entera, hasta el punto de considerarse que se trata de un robo, ya que lo que se gano no ha sido otorgado en forma voluntaria . El recaudo de dinero a traves de rifas y loterias esta avalado solo si su fin esta dado para los actos beneficos y el sostenimiento de la fe.

El azar y el Budismo:

El budismo se centra en enseñar al ser humano por medio de practicas espirituales a liberarse del sufrimiento, por eso  en el Codigo de disciplina del Laico hace serios señalamientos sobre  el dolor que  el juego desproporcionado causa en las personas y su entorno, sin embargo, los juegos de azar en forma recreativa o como una forma activa de ayudar a causas beneficas es considerado una practica aceptable, aunque fuertemente juzgada por considerarse que se abre las puertas a la posibilidad de alejarse de los preceptos que marca el camino del Canon Pali a todos sus seguidores.

Las religiones del mundo a través del tiempo han hecho diferentes interpretaciones sobre los juegos de azar y sus nefastas consecuencias que puede desatar si se lleva en una forma descontrolada, irresponsable y desmedida, ya que puede llegar a generar afectaciones graves en el individuo, su familia y la sociedad, desfigurando sus creencias, sus principios y su integridad, sin embargo, tímidamente avalan los juegos recreativos o los que están dirigidos a causas benéficas.

Por tanto, se puede hablar de los juegos de azar como una expresión cultural que manejados en forma consciente, responsable y prudente pueden ser considerados por las religiones como una fuente de alegría y espontaneidad que une a los diferentes grupos sociales en torno a la solidaridad y el apoyo a las comunidades menos favorecidas.