Los rasgos juveniles de los juegos de azar

Las primeras etapas del desarrollo del ser humano convocan al descubrimiento, la aventura, el conocimiento y los riesgos. Formando características inequívocas que lleva a los niños a agregarle un componente de fantasía, mientras en los adolescentes les añade un enfoque de aprendizaje que luego le da paso a una etapa juvenil que los entremezcla con el ocio, la distracción, los retos y por supuesto con el azar.

En todas las culturas y especies el juego forja las habilidades motoras e intelectuales del individuo, pero es en la juventud donde los seres humanos quieren apoderarse del mundo y obtener reconocimiento, por eso son los jóvenes los que con mayor frecuencia recurren a   las plataformas online en busca de videojuegos y competencias en línea que les permita exponer sus habilidades, progreso y éxito en una forma reservada, pero halagadora.

Los juegos de azar en la mira de los jóvenes

La interactividad de los juegos de video y de mesas que ofrecen las plataformas online tiene muchos rasgos juveniles que persuaden a los invitados a involucrarse en la mecánica de las apuestas a través de las habilidades que dependen de los resultados. Por eso, son los jóvenes los más propensos a retar a la suerte, correr riegos e implementar estrategias en busca de privilegios económicos, desarrollo de destrezas y la creación de grupos sociales con gustos afines.

Las habilidades y los resultados de los juegos de azar en los jóvenes se han convertido en parte de la cultura de la sociedad, más cuando la tecnología es un enlace inequívoco en la realidad actual, ya que el acceso al internet y a los dispositivos móviles ha disparado el uso de las plataformas de juego a nivel mundial;  aunque algunos sectores de la sociedad y algunos gobiernos abogan por las restricciones y prohibiciones, sigue aumentando el número de usuarios; en su mayoría jóvenes; que quieren sumergirse en el mágico mundo de los juegos de video y de mesa de los casinos online.

Los estudios psicológicos y sociales apuntan a la coexistencia de factores positivos y negativos en los juegos de azar, que defienden los valores agregados al juego como las habilidades, el desarrollo mental y la socialización, pero que difieren en el uso inadecuado del tiempo y del dinero, además de las consecuencias adversas que se pueden desarrollar al llegar a un juego patológico y problemático que desvirtué el objetivo principal de recreación y esparcimiento responsable que propende el juego.

Promocionando el juego responsable en los jóvenes

Las nuevas generaciones se han catalogado como nativos digitales, ya que nacieron en torno a la tecnología, por tanto, el uso de los dispositivos electrónicos y el acceso a internet es parte importante en sus vidas. Sin embargo, las autoridades de salud pública, los educadores y los empresarios de la industria del entretenimiento y los juegos de azar tanto físicos como online, trabajan conjuntamente en políticas de sensibilización social que incluyen campañas educativas, buscando que tanto niños, jóvenes y adultos, reconozcan el aspecto lúdico de los juegos de habilidades y de azar, sin necesidad de llegar a extremos patológicos que deterioran la calidad de vida del individuo y su entorno.

Mirando el juego desde un ángulo cultural, histórico y antropológico se podría decir que el juego en solitario o en grupo ha acompañado al hombre durante todas las etapas de la vida, moldeando su desarrollo personal ,fortaleciendo la competitividad,  apalancando la autorrealización, reforzando el manejo de las emociones y creando espacios de esparcimiento llenos de adrenalina y retos personales, que manejados en la manera correcta son benéficos para el desarrollo de la sociedad .Por eso los jóvenes y los usuarios en general del ciberespacio deben disfrutar de las oportunidades que plantean las plataformas de juego online con límites y responsabilidad.