Los robots se toman los salones de los juegos de azar

Es preciso reconocer la importancia de la tecnología en la calidad de vida del ser humano, ya que facilita la comunicación, el manejo de la información, las ayudas médicas y los avances científicos, sin embargo aún existe inquietudes y sorpresas cuando un robot con facciones humanas puede dar respuestas y actuar de acuerdo a las exigencias de los clientes en un hotel o un restaurante, cuidar a un niño mientras los padres van de compras, esquiar en unas olimpiadas o desenvolverse como un crupier en una mesa de juego de póker, detectando las expresiones de los jugadores y haciendo que la velada sea toda una mágica experiencia para los participantes.

Los avances tecnológicos y los juegos de azar

Los gráficos en 3d, la realidad virtual, la realidad aumentada, los hologramas y los robots  se toman los salones de juego de azar haciendo que los juegos tradicionales como las máquinas tragamonedas, el póker, los dados, la ruleta y las apuestas deportivas vivan en un mundo digital donde la tecnología  permite llegar a cualquier lugar del planeta, en  un formato amigable, a la vez que los jugadores pueden demostrar habilidades en el jugo, divertirse y ganar dinero a cualquier hora del día y en cualquier lugar, utilizando el ciberespacio y las nuevas herramientas que provee los avances tecnológicos.

Ya existen los robots sociales como SociBot, que es un robot humanoide diseñado para socializar y tener una conversación fluida con los humanos, ya que está diseñado para detectar las expresiones faciales, las emociones y los gestos de su interlocutor. Los casinos están atentos a las innovaciones de la industria robótica que vienen desde Japón, China y Canadá, presentando un robot crupier que reparte cartas reales en una mesa de póker, atiende las apuestas deportivas y responde inquietudes de los jugadores, al tiempo que hace cumplir las normas del lugar, evita fraudes y anima a los jugadores en cada partida.

Los casinos físicos más prestigiosos del mundo están atentos a los nuevos inventos de los desarrolladores y no quieren perderse ninguna oportunidad que favorezca la industria, les otorgue ventajas comparativas, aumente la seguridad y disminuya los errores humanos, sin castigar el buen servicio, la comunicación y el confort de sus visitantes, por tanto siguen de cerca prototipos como el robot repartidor de cartas que mediante un sensor ultrasónico calcula la distancia precisa de los jugadores y con un software dinámico distribuye las mejores jugadas en una partida de póker.

La transición a un mundo robótico  prende las alarmas con respecto a las amenazas que esto puede llegar a significar para la  seguridad de los puestos de trabajo, a pesar de las grandes ventajas que significan para la humanidad, es tanto así que en la ciudad de  las Vegas; donde el juego, la diversión y el azar flotan en el ambiente; en el año 2018 se realizaron manifestaciones adversas al uso de los robots en restaurantes, hoteles y casinos del complejo, sin embargo se están buscando alternativas que protejan  los empleos, donde los robot se tomen los salones de juegos de azar cohabitando en armonía con los seres humanos.