Los Videojuegos en el banquillo de los acusados

El uso de la tecnología y los dispositivos electrónicos llego a la vida del ser humano para quedarse, ya que son herramientas muy preciadas para la comunicación, las transacciones financieras, los negocios, la diversión y un sinnúmero de actividades cotidianas de los individuos. Sin embargo, cuando se habla de videojuegos se enfrentan defensores y contradictores que ponen en el banquillo de acusados temas como el uso de los juegos de video, al igual que los efectos colaterales negativos y positivos que pueden causar al ser humano.

Las estadísticas muestran que cada una de siete personas accede cada día a un juego de video, ya sea en el celular o en cualquier otro dispositivo electrónico, lo que reafirma la premisa de que en la industria del entretenimiento los videojuegos mueven una enorme cantidad de dinero sobrepasando los indicadores de la música y el cine juntos.

Pro y contras de los Videojuegos

La utilización de los teléfonos inteligente ha facilitado el crecimiento de la industria de los videojuegos en las últimas décadas, ya que ha aumentado considerablemente el número de usuarios que tienen la posibilidad de disfrutar de videojuegos en su celular, inquietando a psicólogos, educadores y padres de familia por el uso y abuso de esta moderna herramienta.

Existe una categoría de juegos de video llamada Seriusgames dirigida al sector académico, cultural, turístico y médico, donde se puede detectar las grandes ventajas de los juegos de video, ya  que a través de la implementación de programas interactivos basados en contextos cotidianos  logra comunicar, recrear  y educar a personas de diferentes edades, al tiempo que  consigue proveer un aprendizaje integrar en forma lúdica que facilita la toma de decisiones, la coordinación mano-ojo y el mejoramiento de habilidades cognitivas y de comunicación.

Los videojuegos se han convertido en una valiosa herramienta para terapeutas y médicos que ven en los juegos de video una alternativa para tratar problemas de concentración en adultos mayores. Por eso cada vez más los profesionales de la salud incluyen los videojuegos en las terapias direccionadas a contrarrestar enfermedades degenerativas como el alzhéimer y el Parkinson, logrando en muchos casos resultados extraordinarios.

Las grandes empresas alrededor del mundo utilizan los videojuegos en sus programas de entrenamiento buscando afianzar la agilidad mental, la destreza cognitiva, las habilidades en la toma de decisiones y la recursividad en la solución de problemas en un mundo virtual en una forma amena, pero que les enseña cómo enfrentarse a diferentes escenarios corporativas del mundo real.

Las desventajas de los videojuegos se centran en el uso inadecuado de las horas de juego y la falta de control parental en caso de los menores de edad, ya que demasiado tiempo frente a una consola de juego o un dispositivo móvil puede generar aislamiento social, reacciones violentas, descuido en las responsabilidades y estados depresivos que afectan al individuo y su entorno.

El uso continuo y sin límites de los videojuegos puede generar niveles de ansiedad, adicción, lenguaje inapropiado y ludopatía, creando una personalidad agresiva, competitiva y desafiante hasta niveles patológicos que afecta el comportamiento del individuo en ámbitos laborales, sociales, familiares y personales y los lleva a un mundo donde solo existe la realidad virtual y la aleja de la realidad social.

La utilización de los videojuegos y la aplicación de este recurso a las diferentes situaciones de la sociedad en forma mesurada y controlada le traslada la responsabilidad de los efectos negativos a los usuarios, por tanto, los padres de familia, terapeutas y educadores deben estar conscientes de la clase de videojuegos que los niños utilizan, de igual modo el tiempo que se dedica a ellos, teniendo presente que se deben alternar con otras actividades lúdicas, deportivas y de entretenimiento.