No todo lo que dicen del blackjack es cierto

En la industria del juego y el azar de los casinos se han creado historias, tradiciones y mitos que desenfocan la realidad de los diferentes juegos, propiciando gran confusión a los tímidos jugadores que apenas están incursionando en el mundo de la diversión y las apuestas. Sin embargo, hasta los más hábiles jugadores deben reconocer que no todo lo que se dice en el blackjack es cierto, pero es mejor estar al tanto de los mitos y leyendas que circundan por el universo del blackjack para no caer en desgracia en alguna partida.

La popularidad del blackjack ha llevado a sus hábiles participantes a desarrollar técnicas, estrategias y excusas para tratar de ganarle al crupier o escudarse cuando se pierde una partida. Veamos algunas de las premisas más populares que envuelven este juego:

  • Contar cartas permite ganar siempre: El conteo de cartas es uno de los temas más frecuentes en el blackjack, ya que esta técnica ha permitido que jugadores muy populares de todos los tiempos hallan logrado ganar muchísimo dinero, sin embargo, es necesario reconocer que la casa de juego tiene la mayor ventaja y los juegos de azar dependen en mayor medida de la suerte. En la actualidad el conteo de cartas no está catalogado como fraude, pero los casinos desarrollan estrategias cada vez más avanzadas como emplear varias barajas en un juego o utilizar el derecho de admisión para contrarrestar las habilidades de conteo de los participantes.
  • Sentarse en la cabecera de la mesa del blackjack da mayor ventaja con respecto a los demás jugadores de la mesa: Es una premisa interesante ya que muchos jugadores piensan que por tener las cartas de primera mano se va a ganar. Esta sería una situación poco alentadora para los casinos y es casi seguro que ya existiría una regla para combatir la ventaja de la posición, por tanto, es poco probable que el lugar influya en el juego, a menos, que estando en el sitio frente al crupier se logre ver cuáles son las cartas que él tiene en la mesa boca abajo, siendo esta situación poco probable.
  • Es necesario fijarse cuál es el poder adquisitivo de los jugadores de blackjack de la mesa, antes de apostar: Es una premisa que los malos perdedores declaran al ser derrotados por el crupier en una partida, sin tener en cuenta que en el blackjack se juega contra el crupier, no contra los otros jugadores. Los jugadores al perder la racha de juego y no reconocer sus desventajas sacaran excusas sobre los compañeros de juegos, la mesa o las cartas para evitar enfrentar con honor la perdida, convirtiéndose la situación en una mala práctica del juego.
  • Aplicar probabilidades matemáticas permite ganar: Es una inferencia que los estudiosos aplican al juego del blackjack, ya que la estructura del juego permite hacer análisis estadísticos y matemáticos que se utilizan como estrategias de juego para conocer con anticipación las probabilidades de las cartas. Sin embargo, la suerte tiene un papel muy preponderante en todos los juegos de casino, favoreciendo a la casa de juego y en muchas circunstancias siendo benévolo con los jugadores al darles la oportunidad de completar una buena racha, ya que así es el azar.