Perú y la industria de los casinos

El crecimiento de la industria de los casinos en Perú, se ha unido a la oferta de tecnología que a nivel mundial crece vertiginosamente, permitiendo que los juegos de azar se posiciones de manera importante en la economía de este país.

El reporte realizado por las entidades gubernamentales de Perú, de los impuestos generados por la actividad de los juegos azar, muestra que millones de soles, ingresan anualmente a las arcas de la nación. Este dinero se destina en gran medida a promover proyectos para impulsar el desarrollo turístico, el deporte y la salud.

En Perú, se hace cada vez más evidente el crecimiento de los juegos de azar y los casinos, cambiando el desprestigio que le dio la clandestinidad y la informalidad de la industria y con el apoyo de los entes gubernamentales que se enfocan en legalizar el sector y fortalecer la fiscalización, para que, con el crecimiento de la industria de los casinos, la nación reciba un beneficio que se ve representado en más empleos, mejores ingresos para el país derivados del turismo y, a su vez, más impuestos.

Las estrategias gubernamentales han llevado a Perú a interconectar las máquinas tragamonedas para ejercer una exhaustiva vigilancia de las empresas dedicadas al entretenimiento, lo que permite disminuir de forma notable el lavado de activos y la evasión de impuestos.

Formalizando la industria de los juegos de azar y los casinos, se ha fortalecido de manera importante la economía de país. Al permitir que se establezcan legalmente, el estado busca controlar la competencia desleal, se fomenta el pago de impuestos relacionados a los juegos de azar, se mantienen normas que limitan las actividades ilegales, se promueven normas para evitar el ingreso de menores de edad a dichos establecimientos, se establecen normas que ayudan en el control de enfermedades relacionadas con el juego, entre otras.

La DGJCMT y la Mincetur, son los encargados de vigilar una red que interconecta a todos los operadores que están certificados en Perú, con un sistema electrónico que permite identificar los juegos, las máquinas tragamonedas, y los video juegos a la vez que generara la promoción de técnicas responsables de juego saludable y diversión sana. En la búsqueda del bienestar para los jugadores, esta vigilancia, establece la posibilidad de realizar un registro de los jugadores patológicos y sus familias, logrando un entorno seguro y una actividad legal que ayuda a disfrutar sanamente de esta actividad.

La unidad de Inteligencia Financiera, UIF, evalúa permanentemente el patrimonio de las empresas relacionadas con la industria de los juegos de azar y los casinos, para controlar el ingreso de dinero al país, y de esta forma frenar los capitales mal habido, al tiempo que fiscaliza las operaciones comerciales de estas empresas, sellando establecimientos que no cuentan con los permisos, controlando las máquinas tragamonedas ilegales, la evasión de impuestos, estableciendo multas a empresas que no cumplen con los parámetros legales.

En definitiva, la industria de los casinos y los juegos de azar han logrado establecerse con éxito en este país latinoamericano, brindando utilidades, generando empleo, mejorando la calidad en el turismo y cuidando el bienestar de sus usuarios.