Póker vs Blackjack

El Póker y el Blackjack tienen más de un concepto en común. En ambos se utilizan cartas y sus participantes, requieren ciertas habilidades y utilizan estrategias. Estos dos favoritos de los juegos de mesa, ofrecen alternativas que deben sopesarse para conocer cuál será el mejor o el preferido por usted.

Analicemos pues, las probabilidades y estrategias utilizadas en cada uno y las características que hacen agradable el juego.

Póker

En el Póker, los jugadores hacen una apuesta inicial, a veces, conociendo solamente sus propias cartas y parte o ninguna de las cartas de los demás jugadores, ganando la suma total de las apuestas, el jugador o jugadores que poseen la mejor (mano) combinación de cartas.

Se conocen varias formas de jugar al Póker: Póker abierto, cerrado, Póker de cartas compartidas y el Póker surtido.  La versión más conocida del Póker es la Texas Hold’em.

Las posibilidades de ganar en un juego de Póker son muy bajas, con respecto a otro tipo de juegos, con un promedio de no más de 10% para el jugador, la casa queda con un alto porcentaje de ganancias. Sin embargo, los jugadores experimentados que conocen la esencia del juego pueden cambiar las probabilidades a su favor.

Las habilidades del jugador, son adquiridas a través de la experiencia. Todo inicia aprendiendo los conceptos básicos y sus variaciones, las reglas y el conocimiento de qué mano supera a otra, unido a la lectura de la mesa, los jugadores y el entorno. Todo lo anterior lo llevará a opciones más avanzadas que le permitirán saber la diferencia entre los componentes del juego, convirtiéndolo en el mejor jugador, al aplicar las habilidades adquiridas. No obstante, la ciencia está en seguir aprendiendo y mejorando, pues siempre habrá a quien superar. Con estudio, práctica y dedicación, puede lograrse la perfección en el juego.

Blackjack

El Blackjack o veintiuna tiene por objetivo sumar 21 puntos sin sobrepasar esta cifra, alcanzando siempre un valor mayor al obtenido por el crupier, para ganar la apuesta.

Para ello, las cartas reciben un valor: el valor de las cartas del 2 al 10 no cambia; las cartas J, Q, y K valen 10; el As vale 1 u 11 según le convenga al jugador.

El Blackjack es el juego de mesa con mejores probabilidades.

En el Blackjack la ventaja de la casa es menor, lo que ofrece al jugador una mayor probabilidad y depende mucho de la cantidad de mazos de cartas que haya en el juego. Se tienen muchas probabilidades de ganar cuando se presta atención, se juega sin prisa y no se exceden los límites.

En el Blackjack la estrategia de juego es rigurosamente matemática.  El jugador está en constante observación de las cartas y resolviendo cuál será el siguiente movimiento, plantarse, doblar o dividirse.

La primera parte de la estrategia debe ser siempre aprender los conceptos básicos, las diferentes variantes y tipos de juego; la segunda estrategia, es la práctica constante y disciplinada, que rendirá sus frutos en muy poco tiempo.

Póker vs Blackjack

Cuando se realiza un análisis de ambos juegos, se ve que más que diferencias lo que hay es similitudes (aunque son muy diferentes): habilidad, entrenamiento, suerte. El Blackjack ofrece mayores posibilidades de ganar que el Póker. Estadísticamente, el Blackjack es más popular y tiene más adeptos que el Póker. Sin embargo, la elección final es personal y está dictada por los gustos y preferencias del jugador.  ¿Cuál es el mejor?