¿Porque los casinos se llaman así?

El azar, las apuestas y los lugares de entretenimiento han acompañado al hombre durante mucho tiempo y se relacionan con luces destellantes, alfombras de colores, máquinas de juego, competencia, espectáculo, adrenalina y mucha diversión. Sin embargo, esta palabra encierra mucho más que eso.

A través del tiempo este vocablo ha recopilado en un lugar; físico o virtual; competencias que vienen desde la edad media, como las carreras de caballo, los juegos de dados y diversos juegos de mesa, al igual que juegos modernos que incluyen maquinas que llevan implícita la mejor tecnología de la época y muchas opciones para todo tipo de público, donde la industria de los casinos busca ofrecer grandes opciones de entretenimiento y diversión.

Historia de la palabra casino

Esta palabra de origen italiano, se define como Casa de campo elegante; según la Real Academia de la Lengua Española; pero para acercarnos al concepto de entretenimiento que estos lugares denotan en la actualidad es necesario remontarnos al siglo XIX, donde la nobleza Europea utilizaba estas mansiones rurales como centro de entretenimiento de la clase alta de la sociedad, donde podían divertirse al calor de unas copas, espectáculos, cortesanas, azar y  sobre todo alejados del resto de la sociedad.

Se cree que el primer lugar ideado bajo este concepto es el legendario casino Dei Nobili de Francia creado en los años 1500, sin embargo, el auge de los “Saloons” en Norteamérica reafirmo el concepto de lugares de juego en el mundo.

 La historia muestra que a pesar de las prohibiciones, el hostigamiento y la vigilancia de las autoridades sobre estos lugares y quien los visita, las apuestas siguieron en forma clandestina durante mucho tiempo, hasta que en el año 1931 un grupo de visionarios logra que  la ciudad de las Vegas consiguiera los permisos estatales para crear un conglomerado  de entretenimiento con nombre de Casino, donde el juego, la diversión, las apuestas y aventuras inimaginables están a pedir de boca de quien los visita.

Desde esa época la industria ha venido creciendo a pasos agigantados en todo el mundo, tanto es así, que ha conquistado el ciberespacio con plataformas virtuales que le permiten a los jugadores conectarse desde cualquier lugar del mundo con los casinos más importantes. Además, las casas de juego se adelantan a las necesidades de los visitantes, ya que crean planes de turismo donde los resorts están anclados con los casinos, restaurantes y boutiques, de tal forma, que los paquetes que se ofrecen le den la oportunidad a toda la familia, sin importar la edad, de encontrar espacios adecuados de diversión y entretenimiento.

El crecimiento de la industria de los casinos en las últimas décadas ha sido tema de preocupación para muchos gobiernos, ya que no existían controles que regularan y encaminaran correctamente las ganancias de estas operaciones. Por eso, los entes gubernamentales, en común acuerdo con la industria del entretenimiento y el azar, han estado trabajando en términos de legalidad, juego responsable, programas contra la ludopatía y el manejo adecuado de los impuestos, favoreciendo los planes sociales de cada nación.

Los casinos llevan impreso la majestuosidad de antaño de las casas de campo de la nobleza  con el fin de divertirse, por eso los lugares físicos conservan el glamur y encanto de esas épocas, sin embargo, las nuevas generaciones han hecho que las adaptaciones sean necesarias y  se abra la alternativa de un mundo virtual donde el código de vestir no existe, pero si la oportunidad de conocer, disfrutar y apostar en juegos tradicionales como el blackjack, el póker, la ruleta o las máquinas tragamonedas o explorar nuevas alternativas con juegos de video, donde cada uno de los niveles requiere más habilidad y pericia.