Re-diseños en casinos para ofrecer mejores servicios

La forma en que están diseñados los casinos se enfoca en brindarle a los visitantes una experiencia positiva, divertida e inolvidable, que debe repetirse a la mayor brevedad. La norma de diseño no es constante, por el contrario, evoluciona al ritmo de los usuarios y sus exigencias. Cubriendo, además, las necesidades de todas las personas que visitan el lugar.

Es un reto para los diseñadores, crear espacios atractivos, estimulantes y en el cual todo tipo de personas puedan adaptarse y sentirse a gusto.

El más mínimo detalle debe estar cubierto en el diseño: desde el ingreso, el cliente debe sentirse atraído, casi atrapado por el lugar, las luces, el aroma, el sonido, el color, la ruta de acceso.

La nueva tendencia en el diseño de los casinos está dirigida a envolver al visitante en un ambiente confortable, lujoso y opulento, que invita a gastar dinero y a divertirse, disfrutando al máximo el momento presente, inmersos en la comodidad y la emoción del momento. Los grandes casinos de la actualidad, son lugares amplios y de techos altos, grandes esculturas, mucho espacio libre en los que se acomodan las máquinas y mesas de juego en segmentos pequeños que invitan a recorrer todo el lugar y vivir una experiencia diferente en cada una de ellas.

La nueva tendencia en el diseño de los salones de juego, ha demostrado ser muy efectiva, ya que consigue que los jugadores se sientan más relajados y realicen apuestas con mayor libertad, permitiendo que se sientan muy felices cuando ganan y menos frustrados cuando pierden. Como resultado de lo anterior, los casinos obtienen mayores ganancias.

El diseño y la distribución de las mesas de juego se mantienen dentro de lo tradicional, el color y la forma están establecidas en un concepto cómodo y práctico, al igual que la ubicación de las mismas en el centro del salón de juego, convirtiéndose, por sí solas, en una invitación abierta para el visitante ocasional y en el lugar de mejor acceso para los clientes habituales.

Entre las ventajas que tiene esta ubicación de las mesas de juego, es que como son ruidosas, en especial cuando hay una racha ganadora, el ambiente se torna festivo y ruidoso y se extiende por todo el lugar, lo que atrae a nuevos jugadores.  La experiencia de juego se contagia, cuando hay una mesa llena, ganadora, alegre y ruidosa, más clientes quieren unirse.

Las máquinas de juego son el sector más productivo del casino, por ello, son el lugar en que más se enfocan los diseñadores. La distribución y ubicación de las tragaperras es crucial cuando el visitante las elige. Para las mujeres, por ejemplo, es más fácil apostar cuando no están rodeadas de muchas personas; los jugadores más jóvenes se ven atraídos por aquellas que cuentan con pantallas táctiles y son más funcionales. La distribución de los diferentes modelos de máquinas, crean en el cliente la necesidad de probar suerte y conocer sus diferencias, además, permite socializar al mismo tiempo que visualiza un amplio sector del casino.