Surgimiento del casino y el casino online

Se puede afirmar que apostar forma parte del ser humano. Desde la antigüedad se encuentran vestigios de diferentes formas de juegos de azar que hacen presumir que posiblemente también existían apuestas. Y es después del siglo XVII que se encuentran lugares o establecimientos especialmente acondicionados para este tipo de actividades.

Es en la ciudad de Venecia donde se registra el primer lugar donde se tiene constancia de la existencia de un casino, en épocas de carnaval, el Ridotto, ofrecía a sus visitantes sesiones de juego y apuestas. Se trataba de un lugar elegantemente decorado, que era visitado exclusivamente por las personas más distinguidas de la alta sociedad del momento y que exigía un código de vestuario para el ingreso al mismo y donde sus visitantes utilizaban máscaras para guardar su identidad.

Es con la revolución industrial que nace el concepto de “casino”. El casino era el lugar donde los más ricos y destacados industriales se reunían para realizar apuestas y concertar negocios. Y es en el siglo XIX cuando se inaugura el Casino Montecarlo, destacado por el lujo, la elegancia y el glamour de la época.

El casino encuentra su máxima expresión en la ciudad de Las Vegas, donde a principios del siglo XX, era conocida y se destacaba por los grandes salones de juego, prohibidos y perseguidos en esa época. Ya para mediados del siglo, nacen los grandes complejos turísticos, creados para rendir tributo a los juegos de azar y las apuestas. Siendo muchos los casinos que se destacaron por sus grandes y lujosas construcciones, que atrajeron a cientos de miles de turistas cada año.

Con el surgimiento del internet, comienzan a nacer los casinos online. A finales del siglo XX, es creado el primer software para juegos de azar en línea y con éste, nace el primer casino online.

En la actualidad son muchas las opciones, legalmente constituidas y con licencia para operar a nivel internacional.

La amplia oferta de casinos online, les permite a los aficionados a las apuestas, escoger la mejor opción. Y es deber del usuario informarse y comparar, para poder elegir la mejor plataforma.

En todos los casinos online la oferta de juegos es diferente, lo mismo que la calidad de imagen y de servicio, el porcentaje de retorno en las apuestas y los diferentes beneficios a los que se puede acceder en los diferentes sitios web y verificar que las formas de depósito y retiro de dinero se acomode a los gustos y necesidades del usuario.

Los juegos ofrecidos por los casinos online son todos muy llamativos, se pueden encontrar juegos de mesa como el póker, el blackjack y la clásica ruleta, además, simuladores de máquinas tragamonedas o tragaperras en sus diferentes versiones.

Una vez realizado el registro en un casino online, se puede jugar y realizar apuestas a la hora que se desee y desde el cualquier lugar. Lo más importante es verificar que la naturaleza de la plataforma sea legal y que esté autorizada para su país de residencia.

Los juegos de azar y los casinos, tanto físicos como online, fueron creados para pasar tiempo de ocio de forma divertida. Por eso, juega con responsabilidad y visita lugares y plataformas autorizadas.